Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Las regiones metropolitanas: centros de crecimiento económico ‎ de los países que contribuyen a los objetivos de la política de cohesión ‎ pero que afrontan retos fundamentales  

En el 137.º pleno del Comité Europeo de las Regiones (CDR), celebrado los días 4 y 5 de diciembre en Bruselas, los líderes regionales y locales formularon sus recomendaciones sobre la preparación de la próxima generación de programas de cohesión, que sentarán las bases de la aplicación de esta política durante el período 2021-2027. En el Dictamen «Los retos de las regiones metropolitanas y su posición en la futura política de cohesión después de 2020» , elaborado por Juraj Droba (SK/CRE) , presidente de la Región Autónoma de Bratislava, el CDR pidió un mayor reconocimiento de la contribución de las regiones metropolitanas a los objetivos de la política de cohesión. El CDR subraya asimismo que, pese a ser consideradas el motor de las economías de los Estados miembros, las regiones metropolitanas deben encarar diversos retos económicos, presupuestarios y territoriales y, al mismo tiempo, hacer frente a una demanda creciente de servicios públicos de calidad con unos recursos financieros limitados.

Las regiones metropolitanas se consideran motores de las economías de los Estados miembros y centros de crecimiento económico, aunque también constituyen un polo de investigación, innovación y potencial creativo. Eurostat define las regiones metropolitanas como regiones o combinaciones de regiones NUTS 3 en las que al menos la mitad de la población vive en una zona urbana funcional con un mínimo de 250 000 habitantes. La clasificación NUTS (Nomenclatura Común de Unidades Territoriales Estadísticas) es un sistema jerárquico de división del territorio en regiones. La OCDE define las regiones metropolitanas en términos de función, cuando un centro urbano con una alta densidad de población y oportunidades de empleo está conectado al resto de la zona a través de desplazamientos pendulares intensos.

En su Dictamen, el ponente Juraj Droba (SK/CRE) subraya que, pese a ser consideradas motores de las economías de los Estados miembros y polos de investigación e innovación, las regiones metropolitanas tienen que hacer frente a enormes y variados desafíos, por ejemplo la protección del medio ambiente y la adaptación al cambio climático, la pobreza urbana, la inclusión social, la integración de los migrantes, el desempleo juvenil, la delincuencia o la transición económica. En lo tocante a la adaptación a las consecuencias del cambio climático, las regiones metropolitanas desempeñan un papel central.

Simultáneamente, las regiones metropolitanas tienen que lidiar con una demanda cada vez mayor de servicios públicos de calidad, lo que ejerce una enorme presión sobre sus presupuestos. Todo ello incide marcadamente en la calidad de vida general de la población. Hay regiones metropolitanas donde los ingresos presupuestarios solo se corresponden mínimamente con su éxito económico y su elevado PIB. Por esta razón, el CDR recomienda ir más allá del indicador del PIB per cápita y tener en cuenta aspectos demográficos, sociales y medioambientales.

«El objetivo del Dictamen es llamar la atención de la UE sobre la cuestión de las regiones metropolitanas. Se trata de regiones que, en ciertos casos, son estadísticamente las más homogéneas; no obstante, la realidad en su territorio es a menudo diferente. Debido a la creciente urbanización, tienen que afrontar retos como la demanda cada vez mayor de servicios e infraestructuras públicas de calidad, problemas relacionados con la vivienda y el medio ambiente, y la exclusión social, mientras que carecen de recursos apropiados en sus propios presupuestos. No obstante, se trata de regiones con un gran potencial que, si cuentan con un apoyo adecuado, podrían contribuir no solo al desarrollo de las áreas metropolitanas sino también a una distribución justa de los beneficios hacia las regiones periféricas y una mayor vinculación entre las zonas rurales y urbanas, permitiendo de este modo superar en gran medida las disparidades regionales. Nos hallamos en un período crucial de los trabajos preparatorios sobre la nueva política de cohesión y ahora es cuando debe adoptarse una decisión sobre la cuantía de los fondos de la UE para después de 2020, por lo que creo que es el momento adecuado de presentar este Dictamen. Me satisface haber recibido el apoyo de los miembros del Comité y creo que es un paso en la dirección correcta» , declaró Juraj Droba.

El ponente destaca que el proceso en curso de elaboración de la política de cohesión después de 2020 brinda la oportunidad de tener en cuenta la necesidad de un enfoque específico para las regiones metropolitanas en la confección de los futuros acuerdos de asociación y de los programas operativos de los fondos de la política de cohesión. El Comité Europeo de las Regiones formula las peticiones siguientes:

que las regiones metropolitanas participen directamente en la elaboración de la política de cohesión y en la aplicación y evaluación de los programas operativos y de los proyectos de la UE;

que la Comisión Europea empiece a examinar el valor añadido potencial del apoyo a las regiones metropolitanas como medio de reducir las disparidades regionales;

que la Comisión establezca condiciones y mecanismos de apoyo para la transferencia de conocimientos y el intercambio de experiencias y mejores prácticas entre regiones metropolitanas en el ámbito de la gobernanza metropolitana;

que todas las asociaciones de la nueva Agenda Urbana de la UE aborden la actual metropolización de zonas o que se cree una nueva asociación para la dimensión metropolitana de la Agenda Urbana.

La creciente urbanización como tendencia global crea muchas oportunidades, pero también nos obliga a abordar nuevos retos, lo que requiere la colaboración entre las instituciones y las partes interesadas de las regiones metropolitanas. Estas propuestas tienen por objeto garantizar mejores resultados en las regiones metropolitanas y cumplir los objetivos de la cohesión.

Contexto

En la actualidad, las regiones metropolitanas representan las tres quintas partes de la población de la UE, proporción que se espera aumente en el futuro. Estas regiones constituyen importantes polos de innovación, investigación y crecimiento económico, y ofrecen al mismo tiempo una amplia variedad de oportunidades educativas, culturales y profesionales a sus habitantes. Para obtener una visión general de las regiones metropolitanas en la política de cohesión de la UE, puede consultar este informe .

Contacto:

Débora Teixeira (CDR)

Tel.: +32 22822499

Móvil: +32 493 932309

debora.teixeira@cor.europa.eu

Pierluigi Boda (CDR)

Tel.: +32 22822461

Móvil: +32 473 851743

pierluigi.boda@cor.europa.eu